2019 Sergio Rangel 

Historia

María Luisa Tamez
Lourdes Ambriz
Ramón Vargas
Encarnación Vásquez
Ana Caridad Acosta
Jesús Suaste
Carlos Almaguer
Rolando Villazón
Juan Orozco
Noé Colín
María Katzarava
Javier Camarena

Con 39 años de existencia, el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli es desde hace tiempo la plataforma ideal y el escaparate de mayor relevancia a nivel nacional para que las jóvenes voces mexicanas muestren su talento. Son muchos los nombres de los artistas mexicanos –algunos ya ilustres, dentro y fuera de México– que dieron sus primeros pasos en el escenario del Palacio de Bellas Artes de la mano de este certamen. Baste citar a María Luisa Tamez, Lourdes Ambriz, Encarnación Vázquez, Jesús Suaste y Ramón Vargas; y en épocas más recientes, a Rolando Villazón, Carlos Almaguer, Noé Colín, Luis Ledesma, Alfredo Daza, Arturo Chacón, Javier Camarena, Rebeca Olvera, Diego Silva, Cassandra Zoe Velasco y María Katzarava y Leonardo Sánchez por mencionar sólo a algunos de los muchos cantantes destacados surgidos del Concurso.

 

Son, pues, varias generaciones de cantantes, unidas a la gran cantidad  de jóvenes que en el nuevo siglo se acogen a la trayectoria y al prestigio que emanan del nombre de Carlo Morelli, las que mantienen viva la memoria del gran barítono chileno que fuera piedra angular de la vida operística de México por más de dos décadas.

Miembro de una familia de cantantes, Carlo Morelli nació en Génova, Italia, el 25 de diciembre de 1895, trasladándose al poco tiempo con su familia a Santiago de Chile, donde antes había nacido su hermano mayor, Renato Zanelli, considerado el más grande Otello de su tiempo. Carlo Morelli realizó una importante carrera en Europa y Estados Unidos, visitando por primera vez nuestro país en 1938 para interpretar el papel titular en Rigoletto de Verdi. A partir de entonces fue miembro prominente de todas las temporadas de ópera de México, hasta poco antes de su fallecimiento, ocurrido el 12 de mayo de 1970 en esta ciudad en la que viviera durante treinta años.

 

Extraordinario intérprete del repertorio para barítono dramático, son memorables sus actuaciones como Scarpia en Tosca, Gérard en Andrea Chénier, Barnaba en  La Gioconda y Yago en Otello, pues además de sus enormes facultades vocales poseía grandes dotes histriónicas que hacían inolvidables sus interpretaciones, al decir de quienes tuvieron oportunidad de presenciarlas. De hecho, recientemente se han lanzado al mercado discográfico varias de sus actuaciones en el Metropolitan de Nueva York, al lado de figuras de la talla de Zinka Milanov y Giovanni Martinelli.

 

Es a uno de los más destacados artistas que hayan pisado el escenario del Palacio de Bellas Artes a quien este concurso de canto rinde merecido homenaje; un tributo que año con año se renueva a través de las voces de noveles aspirantes a ocupar la posición privilegiada que Carlo Morelli supo mantener en México, como músico, maestro, y decidido impulsor de los nuevos talentos.

 

El Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli convoca hoy a su trigésimo séptima edición, cumpliendo treinta y nueve años de propiciar, a lo largo de treinta y seis certámenes realizados, el surgimiento de numerosos cantantes de ópera, muchos de ellos llamados a dar lustre al arte lírico de México a nivel nacional e internacional. El interés de los jóvenes por la ópera y por emular a ilustres predecesores se pone de manifiesto cada año con la gran afluencia de participantes que ingresan a las etapas preliminares de esta competencia (los anales del certamen registran cerca de tres mil concursantes provenientes de todo el territorio nacional, con un promedio de 150 aspirantes por año), todos ellos deseosos de gozar del prestigio y el estímulo económico que representa la obtención de un premio otorgado por el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli.

 

Desde su creación en 1980 y hasta la actualidad, el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli ha recibido el invaluable e incondicional respaldo del Instituto Nacional de Bellas Artes, quien proporciona la infraestructura y logística necesarias para la realización anual de este certamen, así como el otorgamiento de becas para los ganadores. Para el XXX y XXXI Concurso, fue precisamente el INBA quien brindó los recursos para el otorgamiento de los premios principales. De igual manera, desde 1987 el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, hoy Secretaría de Cultura, ha apoyado económicamente esta iniciativa de Carlo Morelli A. C. La sólida trayectoria alcanzada por el Concurso ha despertado asimismo el interés de la iniciativa privada, con organizaciones como Pro Ópera, A. C. y SIVAM, lo que ha propiciando la creación de diversos premios para estimular el desarrollo artístico de los jóvenes cantantes.

 

Las diversas Galas de Ópera con las que se han conmemorado fechas significativas para el Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, han sido buena muestra del logro cabal de los objetivos del certamen, pues participaron cantantes cuya carrera se inició bajo los auspicios del Concurso y que son ya artistas ampliamente reconocidos en el ámbito operístico mexicano, así como algunos miembros destacados de la nueva generación de jóvenes intérpretes, que ya realizan una relevante carrera en el extranjero, al lado de nuevos valores del ámbito operístico nacional, encaminados sin duda a hacer importantes carreras. De nueva cuenta, en la Gala Conmemorativa del XXX Concurso, el público tuvo oportunidad de apreciar las actuaciones de otro selecto grupo de cantantes que han venido desarrollando desde hace algunos años una espléndida carrera internacional. Dicha gala, así como la final misma del Concurso fueron grabadas y transmitas por Canal 22, lo cual hizo posible que un mayor número de personas disfrutara del desempeño tanto de artistas ya bien consolidados, como de los nuevos valores de nuestra lírica, que en ocasión tan significativa fueron calificados por un jurado excepcional, encabezado por Ramón Vargas, Dmitri Hvorostovski y Marcelo Lombardero, entre otras destacadas personalidades.

 

Otro extraordinario evento que mostró el enorme talento surgido del certamen, fue la Gala Conmemorativa del XXXV Concurso celebrada en octubre de 2018 en el Palacio de Bellas Artes, y que reunió a veintitrés grandes exponentes del canto lírico de México, desde Javier Camarena, una de las grandes estrellas de la actualidad, hasta Leonardo Sánchez, la joven promesa de la cuerda tenoril, y abarcando treinta años de ganadores de esta competencia, desde la soprano Gabriela Herrera (Primer lugar 1987), hasta la soprano Ethel Trujillo, ganadora de la edición 2018.

 

Tras treinta y nueve años de existencia, el Concurso ha logrado permanecer como una sólida institución de la vida operística de México, e impulsar a gran número de nuevos talentos. En este sentido, la labor del Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli le ha valido el reconocimiento de diversas instituciones públicas y privadas, como el Diploma de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música (1987), la Placa Conmemorativa del XXV Aniversario otorgada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (2005), la Medalla Mozart concedida por la Embajada de Austria en México (2006), y la Medalla de Plata de Bellas Artes por 25 años de actividad en favor del arte lírico de México.

 

Luego de sufrir la irreparable pérdida de su presidenta y fundadora, la Mtra. Gilda Morelli en agosto de 2008, el Comité Organizador del Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli continúa asumiendo su legado con el mismo compromiso de seguir coadyuvando a descubrir el inagotable caudal de bellas voces en las que tanto abunda nuestro país, y persevera en su esfuerzo por cosechar tan espléndidos frutos.